Cría de Caracoles: Materiales Necesarios Para Tener Éxito

Criar caracoles no es un tema que se haga de la noche a la mañana. Se necesita preparación, y en este artículo aprenderás sobre ésta.

Si estás pensando en tener tu propia granja de caracoles es necesario que sepas la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son los materiales necesarios para una buena cría de caracoles?

Si no lo sabes, no te preocupes, en este artículo te lo explicaremos detalladamente para que puedas ponerte en marcha.

Los materiales idóneos para tener una buena cría de caracoles son aquellos que permitan que los caracoles permanezcan en un espacio determinado, evitando la fuga de los mismos.

Es necesario que esos materiales les ofrezcan el espacio y las condiciones aptas para que puedan reproducirse y garanticen su supervivencia.

Entre los materiales más comunes se encuentran: la malla de plástico o de metal, denominada “malla antifuga” o “malla de seguridad”, el humidificador, la arena, el abono, la madera, el plástico, entre otros.

Los materiales van a variar dependiendo del tipo de sistema de cría de caracoles que se pretenda usar. Se puede elegir entre el sistema extensivo o abierto (son realizados a campo abierto), el sistema intensivo o cerrado, o el sistema mixto.

Lista de materiales necesarios para una buena cría de Caracoles

A continuación te presentaré algunos de los materiales necesarios para la cría de caracoles.

Madera o Metal

Una vez elegida la zona donde se realizará el criadero de caracoles, se comenzará a crear la estructura que delimitará el criadero (esto en el caso de que se elijan los sistemas intensivos o los semi-intensivos o mixtos).

Para ello, es necesario utilizar madera o metal, con este material se realizará la estructura que posteriormente será sellada con la malla antifuga.

En el sistema de cría de caracoles cerrado, también se usa la madera para crear cajones, los cuáles serán los espacios donde se deberán criar los caracoles; estos cajones deben estar correctamente ubicados en el terreno elegido de tal forma que puedas caminar entre ellos con facilidad.

Mientras que en el sistema de cría de caracoles a campo abierto, la madera es utilizada para crear especies de caminos o de surcos, donde serán ubicados los caracoles.

Cajas o Cajones

Las cajas son necesarias solo en los sistemas de cría de caracoles intensivos y semi-intensivos.Las cajas tienen doble función, por un lado, son el hábitat de los caracoles y por otro, sirven como incubadoras.

Éstas deben mantenerse aptas para la vida del caracol por lo cual es necesario que se cambie de vez en cuando el suelo de las mismas, ya que en ellas se acumulan excrementos y demás desechos que podrían ser contraproducente para las crías.

cria-de-caracoles-en-cajones

Es importante que las cajas cumplan con las siguientes características:

  • check
    Las cajas deben ser cuadradas o rectangulares.
  • check
    Deben tener pequeños orificios en la parte denominada “suelo de la caja”, tal y como los tienen las macetas, y cumplen la misma función, permiten el drenaje del agua.
  • check
    Las cajas deben tener arena o tierra tamizada. También deben tener la vegetación adecuada para los caracoles.
  • check
    Deben tener tapas y deben estar cubiertas con la malla antifuga.
  • check
    Usualmente son colocadas sobre una plataforma de madera, de forma tal que pueda ser manejado fácilmente por los criadores.

Malla Antifuga (Malla de seguridad)

La malla antifuga es un material utilizado en todos los tipos de sistemas de cría de caracoles. No puede faltar una vez que los caracoles hayan crecido un poco, aunque durante los primeros días de vida no es necesaria.

Sin embargo, es importante que se vaya montando alrededor del criadero para tenerlo protegido cuando se hayan desarrollado las crías de caracoles.

Esta malla es como una especie de mosquitero y tiene doble función, por un lado, impide que los caracoles se salgan o se caigan (en caso de que estén en criaderos en plataformas), y por otro lado mantiene alejada a las plagas (otros tipos de babosas, roedores, insectos, entre otros).

La malla antifuga puede ser de distintos de materiales (plástico, metal, nylon, entre otros), y hay diferentes grosores para elegir.

No obstante, existen unas mallas un poco más sofisticadas (algunas pueden dar pequeñas descargas eléctricas para alejar a la plaga). Las cuales puedes empezar a utilizar una vez que tu negocio ya esté dando frutos ya que son muy costosas.

Las mallas antifugas comúnmente utilizadas son la de plástico y la de nylon, ya que se considera que son las más resistentes y las que le brindan mayor seguridad a los caracoles.

Es importante saber que si se le hace el mantenimiento adecuado, la malla antifuga puede durar más de diez años, todo va a depender de su instalación y de su cuidado.

Dato Curioso

Esta malla lleva su nombre en honor a las grandes habilidades que tienen los caracoles de escapar, y de desplazarse fácilmente por todos los rincones de los jardines y del campo.

Arena o tierra

Son usadas en el sistema intensivo y en el semi-intensivo o mixto. Es necesario que el suelo de las cajas de los caracoles sea de un material fino como la arena, debido a que esta es la que permitirá que los huevos y los pequeños caracoles tengan la ventilación adecuada para poder desarrollarse.

Humidificador

Lo caracoles necesitan estar en un ambiente húmedo, por lo que el terreno escogido para su criadero, debe ser un espacio con suficiente humedad para mantener hidratados sus caparazones y para que estén protegidos de los rayos solares.

Ahora bien, ¿qué debemos hacer si decidimos realizar un criadero con un sistema intensivo? Bueno, debemos proporcionarle esa humedad mediante un humidificador, el cual será programado para mantener la humedad en el criadero y así brindarles la hidratación necesaria a los caracoles.

Lo ideal es que el criadero tenga una humedad relativa entre el 80% y 75%, y se debe procurar tener una temperatura menor a los 20°C y mayor a los 15°C.

El humidificador es utilizado en el sistema intensivo y en el sistema mixto. Este no es necesario en un sistema a campo abierto ya que ahí todo depende de la naturaleza.

Pantalla de sombreo

La pantalla de sombreo representa un elemento fundamental para la cría de caracoles, ya que bloquea los rayos de luz y evita que afecten directamente a los caparazones de los caracoles.

Al evitar que los rayos de sol entren directamente, la pantalla de sombreo hace que la humedad relativa aumente y beneficie a la cría de caracoles. La mayoría de las veces son colocadas de forma tal que parezcan que son el techo del criadero. Existen las pantallas de sombreo exterior e interior.

Es necesario destacar que la pantalla de sombreo no es necesaria cuando el criadero es realizado en un terreno que posea árboles que eviten la exposición a los rayos solares.

Vegetación

Quizás te preguntarás ¿qué tengo que hacer con la vegetación? Bueno, primero que nada, debemos saber qué tipo de sistema vamos a utilizar para la cría de caracoles.

caracol-en-vegetacion

Todo debido a que, si lo vamos a hacer en campo abierto debemos cuidar la vegetación que se encuentra en ese lugar. Para ello será necesario que la mantengamos libre de plagas pero no podemos utilizar productos químicos por lo que será detenida con la malla de seguridad o manualmente.

Por otra parte, si la cría de caracoles se hará en un sistema intensivo o cerrado, será necesario escoger la vegetación adecuada y plantarla donde estarán ubicados los criaderos artificiales.

Los caracoles se alimentan de trébol y de gramíneas (maíz, cebada, entre otros). Por tal motivo, es ideal sembrar trébol en todo el criadero de caracoles.

La vegetación es indispensable para la supervivencia de los caracoles, ya que su dieta diaria en parte es suministrada por la misma.

Sistema de riego

Como los caracoles son 80 por ciento agua es necesario que se les riegue constantemente con el objeto de mantener la tierra húmeda.

Conclusión

La buena cría de caracoles dependerá de la preparación y del uso de los materiales adecuados para su desarrollo y reproducción.

Los materiales necesarios para una buena cría de caracoles varían de acuerdo al sistema que se elija para criarlos. 

La elección del tipo de sistema de cría de caracoles, dependerá de la región en la que te encuentres, ya que si estás en una región donde las condiciones climáticas son aptas para la cría de caracoles, lo más probable es que elijas el sistema abierto. 

Este tipo de sistema requiere de los siguientes materiales: malla antifuga, madera, clavos, vegetación, entre otros.

En cambio, si no cuentas con las condiciones ambientales idóneas para la cría de caracoles, lo más probable es que elijas el sistema cerrado, ya que con ese puedes adaptar y controlar el ambiente en el que se desarrollarán los caracoles.

Este tipo de sistema requiere de los siguientes materiales: malla antifuga, madera, clavos, humidificador, sistema de riego, pantalla de sombreo, entre otros.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply: