Helix Aspersa o Más Conocido Como Caracol Común

Seguramente los has visto merodeando en tus jardines y plantas. El Helix Aspersa es una especie de caracoles perteneciente a la familia de los Helicidae. La mayoría de los caracoles terrestres comestibles forman parte de esta familia.

Los Helix Aspersa también son conocidos con el nombre de caracol común o caracol de jardín, ya que es normal encontrar que estos animales crezcan de forma silvestre.

Son originarios de la región mediterránea de Europa. No obstante, gracias a su rápida proliferación, estos moluscos se han esparcido hacia casi todas las áreas del mundo.

De hecho, existen especímenes de ellos en todos los continentes, exceptuando la Antártica (cuyas temperaturas son demasiado frías para sustentar la vida de estos animales).

Los caracoles comunes son la especie número uno criada en las granjas de caracoles. Esto se debe a que las carnes, la baba, la concha y los huevos de estos animales son productos de interés en el mercado.

Continúa leyendo para que aprendas más sobre estos curiosos caracoles que pueden generarte grandes ingresos.

La Descripción

El Helix Aspersa es una especie de caracoles pequeños. A continuación, te enumeramos algunas características del aspecto de estos moluscos.

  1. La altura de sus caparazones es de unos 3 a 4 cm en su fase adulta.
  2. El diámetro de estas conchas pueden llegar a los 4 cm de longitud, aunque muchos especímenes no llegan sino a los 3 cm.
  3. El caparazón es de forma esférica y presenta anillos. Mientras más anillos tenga, mayor será la edad del animal.
  4. Por lo general, el caparazón es de un tono marrón. El marrón claro es el color más común en esta especie. Sin embargo, se pueden encontrar animales con caparazones marrón oscuro.
  5. Suelen presentar franjas de un color más claro en sus conchas, ya sean amarillo, ocre o dorado.
  6. La carne de estos animales suele ser blanquecina, aunque también se encuentran caracoles comunes con carne grisácea o verdosa.
  7. Dentro del caparazón se encuentra la masa visceral, que es la parte del cuerpo en donde se ubican los sistemas circulatorio, digestivo, genital y excretor del caracol.
  8. La parte inferior del animal está compuesta por el pie, que es la estructura que le permite desplazarse.
  9. En la cabeza se encuentran la boca y los tentáculos, en cuyos extremos están los ojos. Además de permitirle la visión, estas estructuras tienen función táctil.
caracol-comun-plantas

Comportamiento del Caracol Común

Cuando la incidencia de la luz es muy fuerte, los caracoles prefieren esconderse en sus caparazones o permanecer en un sitio sombreado y húmedo. Este se debe a la foto sensibilidad de sus cuerpos.

Estos animales se pueden encontrar de forma silvestre en jardines, en zonas de vegetación exuberante y en áreas donde los niveles de humedad sean muy altos. Suelen comer durante las horas del ocaso o al amanecer, cuando las temperaturas son más o menos agradables.

En el pie, producen una baba que evita que el cuerpo del caracol entre en contacto con la superficie por la que se está desplazando. Si el caracol detecta que en el ambiente hay alguna sustancia nociva para su salud, entonces generará burbujas en su baba como método de defensa.

Temperaturas y Rangos

En temperaturas inferiores a los 10 °C, los caracoles de esta especie entran en período de hibernación. Durante esta fase, el animal se retrae en su caparazón y recubre la entrada con epigrama. Esta es una baba especial con alto contenido de calcio que actúa como aislante térmico.

Además, el caracol limita todos sus movimientos y prácticamente se queda inmóvil dentro de la concha. Incluso el ritmo de la respiración decae. Si la temperatura aumenta, los caracoles abandonan el estado de hibernación y continúan su vida con normalidad. Sin embargo, si la temperatura baja más de 4 °C, entonces el cuerpo del caracol se congela y muere.

Los caracoles comunes también pueden realizar la estivación, proceso semejante a la hibernación, que se da por el aumento excesivo en la temperatura. Cuando la temperatura ambiental supera los 28 °C, el caracol se retrae en su caparazón para evitar la pérdida de agua.

Cuando el nivel de humedad haya aumentado y la temperatura haya descendido, el caracol regresa del letargo. Un animal sano es capaz de sobrevivir tres meses en período de estivación. No obstante, si las condiciones adversas se prolongan por más tiempo, puede llegar a morir.

Reproducción en los Caracoles Comunes

A los dos años de edad, los caracoles comunes alcanzan su madurez sexual, por lo que pueden comenzar a reproducirse.

Los caracoles son hermafroditas incompletos. Esto quiere decir que poseen órganos sexuales tanto masculinos como femeninos, pero no son capaces de completar el proceso de reproducción por sí mismos. En otras palabras, necesitan una pareja.

La ventaja de todo esto es que ambos miembros de la pareja son fecundados durante la cópula, lo que incrementa el número de individuos procreados. De hecho, cada caracol puede llegar a poner unos 100 huevos. Además, en condiciones favorables, pueden reproducirse una vez al mes.

Los caracoles se atraen entre sí a través del contacto entre sus tentáculos, ya que estos animales carecen del sentido de la audición. Antes de aparearse, los miembros de la pareja se cubren mutuamente con sus babas.

El acto sexual dura entre dos y diez horas. Una vez que este ha culminado, se debe esperar entre 10 y 20 días para que los moluscos pongan los huevos. Estos caracoles tienen la costumbre de establecer sus nidos en hoyos no muy profundos (6 cm como máximo).

Cuando ya está listo para depositar los huevos, el caracol se coloca sobre el nido y los deja caer periódicamente. Este proceso dura horas. Cuando finaliza la postura de los huevos, el molusco cierra el nido parcialmente.

Entre los 15 y los 30 días posteriores a la postura de los huevos, estos comienzan a eclosionar. Se estima que el 10% de los huevos no es capaz de eclosionar y mueren antes de nacer.

Valores Nutricionales

En cuanto al aporte nutricional, la carne de los caracoles comunes es baja en grasa y rica en agua. En la siguiente tabla, presentamos el valor nutricional de cada 100 gr de carne de caracol.

Tipo

Por 100gr de carne

Energía (Kcal)

78

Proteínas (gr)

16,5

Grasas totales (gr)

1,4

Agua (gr)

80

Calcio (mg)

140

Magnesio (mg)

250

Potasio (mg)

382

Fósforo (mg)

272

Hierro (mg)

10,6

Beneficios de los caracoles Helix Aspersa

El consumo de estos caracoles genera una serie de beneficios en los seres humanos. Aquí presentamos los más resaltantes:

  1. En las células, mejora la comunicación entre estas estructuras y retrasa el envejecimiento celular.
  2. En la sangre, el consumo de caracoles aumenta la producción de glóbulos blancos, favorece la renovación de las células sanguíneas y es un anticoagulante.
  3. En el sistema inmunológico, aumenta las defensas de quien los consume e incrementa la velocidad de respuesta de este sistema. En especial, incrementa las defensas contra la anemia.
  4. En los huesos, suministra minerales que permiten reforzar el sistema esquelético.
  5. En los músculos, favorece la reparación del tejido muscular; junto con una rutina adecuada de ejercicios, facilita el proceso de tonificación; y alivia dolencias musculares, ya que relaja los músculos tensos.
  6. En el cerebro, incrementa la capacidad de aprendizaje, sirve para mantener el tejido cerebral y mejora la memoria de forma impresionante.
  7. En el corazón, permite recuperar con rapidez el ritmo cardíaco después de haber realizado actividad física, regula la presión arterial y favorece el sistema cardiovascular en general.
  8. Interviene en el proceso de transporte de oxígeno.
  9. Revitaliza el cabello y mantiene la piel joven. Con respecto a este último aspecto, cabe destacar que la baba de caracol ha demostrado ser un agente de utilidad para retardar el envejecimiento de la piel y reparar daños en la misma. De hecho, esta es el ingrediente principal de muchos tratamientos para eliminar cicatrices, manchas en la piel y quemaduras.
caracol-helix-aspersa-piedra

Conclusión

La mayoría de los caracoles silvestres con los que nos topamos son de la especie Helix aspersa. Por el hecho de encontrarse en casi cualquier parte del mundo (la excepción es la Antártica), estos animales también son conocidos como caracoles comunes.

La cría de estos caracoles es relativamente fácil, ya que sólo requieren un ambiente en donde la concentración de humedad sea alta y la temperatura media sea de 20 °C. Si podemos recrear estas condiciones, entonces no tendremos problemas criando caracoles comunes.

Por otra parte, estos moluscos se reproducen tan rápido que resulta una ventaja tenerlos en nuestras granjas de caracoles. Los Helix aspersa se pueden reproducir una vez al mes cuando ya alcanzaron la madurez y cada miembro de la pareja puede poner unos 100 huevos después del apareamiento.

El consumo de la carne de estos animales aporta cientos de beneficios para la salud, entre los que destacan la mejora del sistema inmunológico y el rejuvenecimiento de la piel.

Sumado a todo esto, el consumo de estos caracoles mejora el transporte de oxígeno entre los pulmones y los demás órganos del cuerpo, revitaliza el cabello, regula la presión arterial, incrementa la resistencia a la anemia y mantiene la piel joven.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply: